La necesidad de actuar ante las conductas monopólicas de Facebook ha sido algo obvio desde hace tiempo

By pontecool 2020-12-12 10:11:53 Tecnología
La necesidad de actuar ante las conductas monopólicas de Facebook ha sido algo obvio desde hace tiempo

Para aquellos de nosotros que hemos estado prestando atención, la necesidad de esta acción legal ha sido obvia durante mucho tiempo. El crecimiento desenfrenado de algunas empresas tecnológicas ha sido un desafío para los nuevos participantes y, en última instancia, un amortiguador de la innovación. Y con un poder desenfrenado, las compañías tecnológicas se han convertido en abusadores armados con puños llenos de datos para mantenerse en la cima del montón.

Por eso resulta divertido que la primera respuesta de Facebook haya sido actuar como una víctima. Es una finta que los que cubrimos Silicon Valley hemos tenido que escuchar por años, donde los que tienen más armas lloran más claramente por estar bajo el asedio. El acto de “pobre de mí” ya es bastante agotador, pero Facebook está duplicando el lloriqueo al afirmar que la FCT no puede revaluar los acuerdos de años anteriores.

“El hecho más importante en este caso, que la comisión no menciona en su queja de 53 páginas, es que aprobó estas adquisiciones hace años”, comentó Jennifer Newstead, la astuta asesora general de Facebook, en una declaración. “El gobierno ahora quiere una segunda oportunidad, enviando una escalofriante advertencia a las empresas estadounidenses de que ninguna venta es definitiva”.

Eso es ridículo y poco sincero. La agencia nunca aprobó los acuerdo en cuestión, específicamente la compra de Facebook de la red social de fotografías, Instagram, en 2012 por USD 1.000 millones, y la adquisición del servicio de mensajería, WhatsApp, en 2014 por USD 19.000 millones. En cambio, el gobierno simplemente no intervino para detener las compras.

Piensen en ello más bien como arrepentimientos que ahora se están resolviendo usando pruebas y una serie desenterrada de correos electrónicos del fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg. Sus misivas dejan más claro que en ese entonces Facebook aspiraba a posibles competidores para eliminar los desafíos a su hegemonía. Y así, en retrospectiva, es hora de regresar la cinta para desentrañarla.

Aquí hay una prueba para que entiendan mejor lo que eso significa: ¿Cuál fue la última red social importante y grande que ganó terreno?

La respuesta sería Snapchat, iniciada en 2011. Se trata de una compañía que Facebook hizo todo lo posible por comprar y cuando fue rechazado, simplemente copió sus productos una y otra vez, con el fin de succionar su innovación y matarla.

Esto ha sido un movimiento recurrente de Facebook, por lo que estoy esperando el proceso de descubrimiento en la nueva demanda para ver hasta qué punto Facebook empujó a la administración de Trump a ir en contra de su más reciente rival, Tik Tok.

La estrategia de “comprar o enterrar” hace recordar a las acusaciones dirigidas a Bill Gates, de Microsoft, hace décadas. Estas acusaciones todavía tienen peso ahora que se lanzaron en contra del señor Zuckerberg.

Es por esta razón que Newstead está intentando hacer ver el caso como “historia revisionista”, afirmando que el gobierno podría haber actuado para detener las adquisiciones de Instagram y WhatsApp si hubiese estado tan preocupado.

Se trata de un esfuerzo inteligente afirmar que no podemos retroceder en el tiempo, incluso si no sabíamos entonces lo que conocemos ahora. Y lo que sabemos actualmente es que Facebook se ha convertido en una amenaza en formas que requieren limitar su tamaño y poder.

Fuente: La necesidad de actuar ante las conductas monopólicas de Facebook ha sido algo obvio desde hace tiempo

Indiquenos que le parecio este artículo?


Artículos Relacionados